Tips : ¿Cómo hablar de ti mismo en una entrevista de trabajo?

La entrevista laboral es una de las etapas del proceso de selección, que determina rotundamente si tendremos o no el trabajo.

Ahora bien, por lo general el entrevistador dice: “háblame de ti”, y es ahí cuando podemos fallar rotundamente.

Hablar de uno mismo es complicado, más aún cuando sabes que de eso dependerá tu futuro laboral y para hacerlo no basta la sinceridad ni la simpatía; hay que estar preparado. Por eso te presentamos algunos Tips para que puedas responder correctamente y sepas que es lo que, definitivamente, no debes usar.

“No soy muy bueno para…” no es una buena forma de empezar a hablar de ti mismo, por lo general usamos esta frase cuando no conocemos mucho el tema o queremos mostrarnos humildes. Sin embargo, demostrar seguridad en tus competencias es lo más acertado a la hora de hablar de ti. No es necesario que sepas todo (nadie puede), pero sí es indispensable que estés dispuesto a aprender.

“Estoy satisfecho de…” es importante resaltar lo bueno que has realizado, sin llegar a caer en la jactancia y mucho menos parecer egocéntrico. Empezar por tus logros y competencias es recomendable.

“No sé si pueda…” si estás en una entrevista de trabajo es porque puedes y quieres trabajar. Además, estás preparado para hacerlo (recuerda que eres un profesional y que te llamaron por eso). Demostrar que puedes y lo vas a hacer es lo correcto “Estoy convencido que lo haré bien”.

NO debes usar: Creo que, tal vez, podría ser, me parece, etc. En sí las palabras o frases que denotan inseguridad o duda acerca de ti mismo están prohibidas en una entrevista de trabajo.

Para que ésta sea exitosa, que es lo que todos queremos y esperamos, debes conocer y valorar tus competencias y estar seguro que la empresa, para la que te entrevistas, te necesita.

Para lograrlo puedes mencionar: estoy seguro, puedo hacerlo, soy autosuficiente, etc.

Recuerda que lo que digas es tan importante que cómo lo digas, pues debes estar realmente convencido que puedes y decirlo sin ningún reparo.

Muéstrate seguro, actúa con naturalidad y no digas “lo prohibido” y, sin duda, te irá bien.

Fuente: SAMPER HH Asesores en Talento Humano